¡No a la criminalización de la comunidad LGBT+ en Rusia!

Rusia inventó ahora un "movimiento extremista LGBT+ internacional", sólo para criminalizar a toda la comunidad LGBT+ del país. Firma en apoyo de la comunidad LGBT+ rusa.

Actualización - 30 de noviembre de 2023: Hoy, el Tribunal Supremo ruso ha declarado extremista al "movimiento público internacional LGBT+". La naturaleza secreta de los procedimientos judiciales deja muchos detalles sin aclarar, incluidos los argumentos exactos presentados por el Ministerio de Justicia y las personas o grupos concretos que se verán afectados por esta sentencia. Tu apoyo es crucial en estos tiempos difíciles.

----------------------

En otra preocupante medida contra los derechos humanos, el Ministerio de Justicia ruso ha iniciado un procedimiento para declarar extremista al "movimiento LGBT público internacional". Esto significa que quieren prohibir todas las actividades LGBT+ en Rusia y calificarlas de peligrosas. Es una situación aterradora que empeoró aún más después de que Rusia ya estableciera normas contra la información sobre la vida de las personas LGBT+ en público, en Internet o a través de los medios de comunicación.

En medio de la invasión a gran escala de Ucrania, justo un día después de una sentencia sin precedentes de 7 años de prisión para la manifestante pacífica Aleksandra Skochilenko, los propagandistas pro-régimen convierten a las personas LGBT+ en enemigos públicos. En apoyo de las acciones del Ministerio, en el plazo de un día varios canales de televisión federales emitieron segmentos en los que se difamaba a la comunidad LGBT+ y se divulgaba información sensible sobre activistas queer. El gobierno parece decidido a dar un escarmiento a todas las personas LGBT+ de Rusia para intensificar la atmósfera de miedo en el resto de la población y amordazar a los críticos con el régimen.

Las repercusiones de esta demanda son profundamente angustiosas. Si prospera, las organizaciones y activistas LGBT+ de Rusia podrían ser consideradas extremistas, lo que las expondría a graves penas, incluida la prisión. Esto se extiende a la prohibición de trabajar, ser voluntario o estar asociado a cualquier iniciativa LGBT+. Además, las penas por difundir información sobre cuestiones LGBT+ y exhibir símbolos asociados a la comunidad queer, como la bandera arco iris, pueden endurecerse, dando lugar a expedientes administrativos y multas, e incluso a responsabilidad penal para quienes tengan antecedentes relacionados con dichos símbolos.

Las consecuencias de esta etiqueta extremista van más allá de las restricciones legales. Dejaría a cualquier activista LGBT+ en Rusia expuesto a persecución y procesamiento penal. Esta medida no sólo discrimina a las personas LGBT+, sino que también va dirigida contra las organizaciones que luchan por proteger sus derechos y su bienestar.


No se puede exagerar la urgencia de este asunto. El Tribunal Supremo de Rusia tiene previsto examinar la moción el 30 de noviembre. Sin una atención y una acción internacionales inmediatas, los derechos y la seguridad de las personas LGBT+ en Rusia se verán aún más amenazados.


Tu firma es crucial. Al firmar esta petición, te unes a una protesta mundial contra esta propuesta injusta. Te solidarizas con la comunidad LGBT+ de Rusia y afirmas que los derechos humanos no deben estar sujetos a la opresión gubernamental.

Esta campaña está dirigida por la Fundación Esfera y a ella se han unido el Centro Comunitario de Moscú para Iniciativas LGBT+ y Coming Out.

0personas han firmado
Meta: 50.000

A los Ministerios de Asuntos Exteriores de los estados miembros de la Unión Europea; al Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Volker Türk; a los comisionados de la Unión Europea: Ursula von der Leyen, Helena Dalli, Jutta Urpilainen; a las Operaciones Europeas de Protección Civil y Ayuda Humanitaria, Janez Lenarčič:

Debido al reciente y drástico retroceso de la situación de los derechos LGBT+ en Rusia, la moción del Ministerio de Justicia debe considerarse un paso más en la misma dirección para empujar a las personas LGBT+ a permanecer en silencio y detener todos los intentos de defender sus derechos. Al dirigirse contra las iniciativas de defensa de los derechos de las personas LGBT+, las autoridades rusas se dirigen contra toda la comunidad y sus necesidades de apoyo jurídico, psicológico y de otro tipo para poder tener una vida digna. Esto significa que la Federación Rusa es un país con un riesgo excepcionalmente alto para cualquier persona LGBT+, especialmente para quienes siguen trabajando con el tema sobre el terreno.

En los últimos años, la Federación Rusa ha demostrado repetidamente su creciente desprecio por las condenas internacionales cuando se trata de cuestiones de derechos humanos. En este contexto, no consideramos que tales medidas sean eficaces para proteger la vida y la seguridad de los miembros de la comunidad LGBT+ multinacional rusa.

Por tanto, instamos a los Estados signatarios de convenios internacionales sobre derechos humanos, tanto europeos como mundiales, a que garanticen una mayor posibilidad de que las personas LGBT+ rusas y los defensores de los derechos LGBT+ obtengan visados u otros documentos de viaje. La posibilidad de salir del país se convertirá en un salvavidas para quienes se ven privados de los derechos humanos básicos, y en un poderoso instrumento para quienes siguen luchando contra la discriminación y permanecen en Rusia en un entorno de muy alto riesgo.


0personas han firmado
Meta: 50.000